info@medyarb.com 629 89 00 25 / 986 87 35 93

MEDIACIÓN / MEDIACIÓN EN EL ÁMBITO PENAL

 

La última reforma del Código Penal, en vigor desde el pasado 1 de julio del año 2015, da un paso muy importante al regular por primera vez este tipo de mediación, con la modificación del artículo 84.1. El nuevo texto establece que el juez o tribunal podrá condicionar la suspensión de la ejecución de la pena al cumplimiento del acuerdo alcanzado por las partes en virtud de mediación.

Por tanto, la mediación penal comienza a abrirse paso en España. A diferencia del ámbito civil o incluso el laboral, esta vía alternativa de resolución de conflictos no estaba regulada expresamente en penal, algo que empieza a cambiar.

La mediación penal tiene como finalidad la reparación moral y material a las víctimas de un delito mediante un acuerdo con el acusado. La mediación implica una rebaja penal con la obligación de indemnizar las posibles responsabilidades que se hubieran causado a la víctima.

 

 "La mediación penal implica una rebaja penal con la obligación de indemnizar las posibles responsabilidades que se hubieran causado a la víctima, siempre bajo acuerdo previo de las partes implicadas."

 

¿QUÉ OFRECEMOS A NUESTROS INTERESADOS?

 

La mediación penal  puede ser una vía alternativa tanto al proceso penal y a la condena que eventualmente pudiera imponer el juez, de haberse seguido el correspondiente proceso penal, así como una vía que puede jugar en el proceso como atenuante muy cualificada con efectos de reducción de la pena que se dicte por el juez o tribunal. Pero no puede perderse de vista el hecho de que, en la mayoría de ordenamientos jurídicos que regulan esta vía alternativa, no aparece como método independiente del sistema de justicia vigente, sino como un desvío del camino iniciado por la apertura de un proceso penal. 

Aunque el proceso mediador esté delimitado por un conjunto de actos cuya disponibilidad se deja en manos de las partes, ya se trate del número de sesiones que se realicen o de los acuerdos que deban alcanzarse, la cuestión acerca de la decisión sobre la viabilidad del proceso –control previo- así como de la validez jurídica de los pactos convenidos –control a posteriori- , deben recaer en los órganos pertenecientes a la Administración de Justicia.

En MedyArb ponemos a disposición de nuestros interesados un equipo formado por los mejores expertos en mediación penal para ofrecer la mejor solución posible a acuerdos penales entre las partes implicadas ante los tribunales, aumentando así las indemnizaciones y minimizando el efecto de las sentencias penales entre las partes implicadas.

 

Si desea más información sobre nuestros servicios de mediación escolarpóngase en contacto con MedyArbEn MedyArb le brindamos alternativas al juicio (tales como la negociación, el derecho colaborativo y la mediación) para aquellos casos en que esta vía no le brinda los resultados que usted necesita.

 

 

 

 

 

 

 
Subir arriba