info@medyarb.com 629 89 00 25 / 986 87 35 93

ARBITRAJE / REGLAMENTO de ARBITRAJE

REGLAMENTO ARBITRAJE

TÍTULO I: DISPOSICIONES GENERALES
 
ARTÍCULO 1: INSTITUCIÓN DE MEDIACIÓN Y ARBITRAJE MedyArb
La Institución de Mediación y Arbitraje MedyArb administrará los arbitrajes que se le sometan, sean de carácter nacional o internacional, tanto en derecho como en equidad, con sujeción a lo dispuesto en el presente Reglamento, y en la legislación vigente que le resulte de aplicación. 
 
ARTÍCULO 2: ÁMBITO
MedyArb será competente para conocer y administrar los procedimientos de arbitraje que le sean sometidos en los siguientes casos: 
a. Cuando exista un contrato o acuerdo previo, en el que se establezca el sometimiento expreso a MedyArb para resolver controversias y lo solicite una de las partes intervinientes en aquél. 
b. Cuando no existiendo un contrato o acuerdo entre las partes para someter sus diferencias a arbitraje, o existiendo, no se determinase en él la sumisión a MedyArb, se podrá invitar por ésta a las partes a que suscriban convenio arbitral de sometimiento a arbitraje. 
c. Cuando el sometimiento a MedyArb conste en una disposición testamentaria para solucionar diferencias por cuestiones relativas a la distribución o administración de la herencia.
 
ARTÍCULO 3: TIPOS DE ARBITRAJE 
Existen dos tipos de arbitraje, de derecho y de equidad. 
Por el hecho de someterse al presente Reglamento, se entiende que las partes han optado por el arbitraje de derecho. 
No obstante, las partes podrán optar, mediante acuerdo expreso, por el arbitraje de equidad.
 
ARTÍCULO 4: CÓMPUTO DE PLAZOS 
1. Para el cómputo de los plazos en el presente Reglamento, se contará siempre a partir del día siguiente a aquél en que se reciba la notificación. Cuando los plazos se señalen por días se entiende que éstos son hábiles. 
2. Si el plazo se fija en meses, éstos se computarán de fecha a fecha. Si en el mes del vencimiento no hubiere día equivalente a aquel en que comienza el cómputo, se entenderá que expira el último día del mes. Cuando el último día del plazo sea inhábil, se entenderá prorrogado al primer día hábil siguiente. 
3. El mes de agosto se declara inhábil a todos los efectos, incluido el plazo para dictar el laudo, al igual que la totalidad de los sábados, domingos y festivos del año.  
4. Los plazos establecidos en este Reglamento son, atendidas las circunstancias del caso, susceptibles de modificación (incluyendo su prórroga, reducción o suspensión) por MedyArb, hasta la constitución del Colegio arbitral, y por los árbitros, desde ese momento, salvo acuerdo expreso en contrario de las partes. 
5. MedyArb velará en todo momento porque los plazos se cumplan de forma efectiva y procurará evitar dilaciones.
 
ARTÍCULO 5 COMUNICACIONES
1. Toda comunicación presentada por una parte, así como sus documentos anexos, deberá ir acompañada de tantas copias en papel como partes haya, más una copia adicional para cada árbitro. Además, deberá acompañarse una copia en formato digital.
2. En su primer escrito, cada parte deberá designar una dirección a efectos de comunicaciones. Todas las comunicaciones que durante el arbitraje deban dirigirse a esa parte se enviarán a esa dirección.
3. En tanto una parte no haya designado una dirección a efectos de comunicaciones, ni esta dirección hubiera sido estipulada en el contrato o convenio arbitral, las comunicaciones a esa parte se dirigirán a su domicilio, establecimiento o residencia habitual.
4. En el supuesto de que no fuera posible averiguar, tras una indagación razonable, ninguno de los lugares a que se refiere el apartado anterior, las comunicaciones a esa parte se dirigirán al último domicilio, residencia habitual, establecimiento o dirección conocida del destinatario.
5. Corresponde al solicitante del arbitraje informar a MedyArb sobre los datos enumerados en los apartados 2 y 3 relativos a la parte demandada, hasta que ésta se persone o designe una dirección de comunicaciones.
6. Las comunicaciones se podrán realizar por cualquier medio que deje constancia de la emisión y recepción. Se procurará favorecer la comunicación electrónica.
7. Las partes pueden acordar que las comunicaciones se efectúen únicamente por vía electrónica.
8. Toda comunicación se considerará recibida el día en que haya sido entregada o intentada su entrega de conformidad con lo dispuesto en este artículo.
 
 
ARTÍCULO 6: REPRESENTACIÓN Y DEFENSA 
1. Las partes podrán concurrir al procedimiento por sí mismas o por medio de representantes o asesores debidamente acreditados. 
2. Las partes podrán estar asistidas por abogados en ejercicio. 
 
ARTÍCULO 7: LUGAR DEL ARBITRAJE
1. Se entenderá que el lugar del arbitraje es el de la sede de MedyArb, salvo que las partes hubieran convenido otra cosa.
2. Por regla general, las audiencias y reuniones se llevarán a cabo en el lugar del arbitraje, si bien los árbitros podrán celebrar reuniones, para deliberación o con cualquier otro objeto, en cualquier otro lugar que consideren oportuno.
También podrán, con el consentimiento de las partes, celebrar audiencias fuera del lugar del arbitraje sin que esta circunstancia suponga, por sí misma, un cambio del lugar del arbitraje.
3. El laudo se considerará dictado en el lugar del arbitraje.
 
ARTÍCULO 8.: IDIOMA DEL ARBITRAJE
1. El idioma del arbitraje será el español, salvo que las partes hubieran convenido otra cosa.
2. El tribunal arbitral podrá ordenar que cualesquiera documentos que se presenten durante las actuaciones en su idioma original, distinto a los indicados en el apartado anterior, se acompañen de una traducción al idioma del arbitraje.
 
ARTÍCULO 9: GASTOS DEL ARBITRAJE 
1. Los gastos de apertura y registro del expediente, así como los de tramitación y los demás que resulten aplicables y los honorarios de los árbitros están publicados en el anexo del presente Reglamento y serán revisados por MedyArb periódicamente.
2. La presentación de la demanda de arbitraje dará derecho al cobro de los gastos de apertura y registro. Estos gastos serán abonados por el demandante o por ambas partes si el procedimiento arbitral se inicia de forma conjunta.
3. Corresponde al demandante y al demandado el pago a partes iguales de las provisiones de fondos, en el plazo establecido por MedyArb, destinadas a hacer frente a los honorarios de los árbitros y a los gastos de tramitación, calculados ambos según las tarifas que forman parte del presente Reglamento. 
4. La falta de provisión de fondos en cualquier momento del procedimiento podrá dar lugar a la falta de aceptación del arbitraje o, en su caso, a la no continuación del procedimiento. 
5. No se efectuará ninguna prueba cuyo coste no quede previamente cubierto por quien la propusiere. 
ARTÍCULO 10: NORMAS APLICABLES 
Cuando el arbitraje sea de derecho, los árbitros decidirán la controversia de acuerdo con las normas jurídicas elegidas por las partes. En ausencia de elección por las partes, el árbitro o los árbitros fijarán las normas jurídicas que entiendan aplicables a la controversia, teniendo en cuenta la ley española, las estipulaciones del contrato y los usos aplicables. 
 
TÍTULO II: DE LOS ÁRBITROS
 
ARTÍCULO 11: ACEPTACIÓN DEL ÁRBITRO 
1. MedyArb notificará su designación al árbitro o, en su caso, a cada uno de los árbitros, solicitando su aceptación por escrito dentro del plazo de siete días a contar desde el siguiente a su notificación. Una vez formalizada la aceptación, será notificada a las partes por MedyArb. 
2. Transcurrido dicho plazo sin recibirse la aceptación, se considerará que no acepta el nombramiento, procediendo entonces MedyArb a nombrar a los árbitros que sean necesarios, realizándose de idéntica manera su notificación y aceptación, y así sucesivamente si fuera necesario. 
3. Cuando fueren varios los árbitros, el Colegio Arbitral se considerará constituido a partir de la fecha en que el último árbitro haya aceptado la designación, lo que será notificado a las partes por MedyArb. 
 
ARTÍCULO 12: ABSTENCIÓN Y RECUSACIÓN 
1. Todo árbitro debe ser y permanecer durante el arbitraje independiente e imparcial. 
2. La persona propuesta para ser árbitro deberá revelar todas las circunstancias que puedan dar lugar a dudas justificadas sobre su imparcialidad e independencia. 
3. El árbitro, a partir de su nombramiento, comunicará a las partes sin demora cualquier circunstancia sobrevenida. En cualquier momento del arbitraje cualquiera de las partes podrá pedir a los árbitros la aclaración de sus relaciones con alguna de las otras partes. 
4. Un árbitro sólo podrá ser recusado si concurren en él circunstancias que den lugar a dudas justificadas sobre su imparcialidad o independencia, o si no posee la cualificación exigida por las partes. Una parte sólo podrá recusar al árbitro nombrado por ella, o en cuyo nombramiento haya participado, por causas de las que haya tenido conocimiento después de su designación. 
 
ARTÍCULO 13: FORMA Y TIEMPO DE LA RECUSACIÓN 
1. La parte que desee recusar a un árbitro deberá hacerlo en el plazo de cinco días desde que conozca la designación del mismo o desde que tenga conocimiento de las circunstancias que motivan la recusación. 
2. La recusación se hará por escrito y deberá ser motivada. 
3. La recusación se notificará a MedyArb que dará cuenta a la otra parte y al árbitro o árbitros recusados en el más breve plazo posible. 
 
ARTÍCULO 14: EFECTOS DE LA RECUSACIÓN 
1. Cuando un árbitro haya sido recusado por una de las partes, la otra parte podrá aceptar la recusación. El árbitro, una vez conocida la recusación, podrá renunciar al cargo. 
2. En ninguno de ambos casos se entenderá que esto implica aceptación de las razones en que se funda la recusación. El árbitro recusado será apartado de sus funciones procediéndose el nombramiento de otro en la forma prevista para las sustituciones en el artículo siguiente. 
3. Si la otra parte no acepta la recusación o el árbitro recusado no renuncia, la decisión respecto de la recusación será tomada por MedyArb en el plazo de cinco días, procediéndose, en caso de aceptarse, al nombramiento de otro en la forma prevista para las sustituciones en el artículo siguiente; en caso de no aceptarse, la parte interesada podrá, en su caso, hacer valer la recusación al solicitar la anulación del Laudo. 
 
ARTÍCULO 15: SUSTITUCIÓN DE ÁRBITROS 
Cualquiera que sea la causa por la que haya que designar un nuevo árbitro el nombramiento se hará por el mismo procedimiento por el que fue designado el sustituido
ARTÍCULO 16: REMOCIÓN DE ÁRBITROS 
En caso de que un árbitro no cumpla con sus funciones o en caso de que una imposibilidad de hecho o de derecho le impidiera ejercerlas, se aplicará el procedimiento relativo a la recusación y sustitución de árbitros. 
 
ARTÍCULO 17: POTESTAD DE LOS ÁRBITROS SOBRE SU COMPETENCIA 
1. Los árbitros estarán facultados para decidir sobre su propia competencia, incluso sobre las excepciones relativas a la existencia o a la validez del Convenio Arbitral o cualesquiera otras cuya estimación impida entrar en el fondo de la controversia. A este efecto, el Convenio Arbitral que forme parte de un contrato se considerará como acuerdo independiente de las demás estipulaciones del mismo. 
2. Las excepciones a las que se refiere el apartado anterior deberán oponerse a más tardar en el momento de presentar la contestación a la demanda, sin que el hecho de haber designado o participado en el nombramiento de los árbitros impida oponerlas. La excepción consistente en que los árbitros se hayan excedido del ámbito de su competencia deberá oponerse tan pronto como se plantee, durante las actuaciones arbitrales, la materia que exceda de dicho ámbito. 
3. Los árbitros, sólo podrán admitir excepciones opuestas con posterioridad si la demora resulta justificada. 
4. Los árbitros podrán decidir las excepciones de que trata este artículo con carácter previo o junto con las demás cuestiones sometidas a su decisión, relativas al fondo del asunto. La decisión de los árbitros sólo podrá impugnarse mediante el ejercicio de la acción de anulación del Laudo. Si la decisión fuere desestimatoria de las excepciones y se adoptase con carácter previo, el ejercicio de la acción de anulación no suspenderá el procedimiento arbitral. 
 
ARTÍCULO 18: POTESTAD DE LOS ÁRBITROS PARA ADOPTAR MEDIDAS CAUTELARES 
1. Los árbitros podrán, a instancia de cualquiera de las partes, adoptar las medidas cautelares que estimen necesarias respecto del objeto del litigio, siempre con el debido cumplimiento del principio de contradicción previa. Los árbitros podrán exigir caución suficiente al solicitante. 
2. A las decisiones arbitrales sobre medidas cautelares les serán de aplicación las normas sobre anulación y ejecución forzosa de Laudos previstos en la Ley. 
 
TÍTULO III.- PROCEDIMIENTO
 
ARTÍCULO 19: DEMANDA 
1. La actuación de MedyArb se producirá a instancia de parte, mediante escrito de demanda de arbitraje a presentar ante la misma. 
2. La demanda de arbitraje deberá tener el siguiente contenido mínimo: 
a) La petición expresa de que el arbitraje se someta a MedyArb. 
b) Nombre y apellidos, o razón social, N.I.F. o C.I.F. domicilio de las partes o domicilio a efectos de notificaciones y, en su caso, la representación que ostente el demandante. 
c) Referencia al Convenio Arbitral, en caso de que exista. 
d) Referencia al acto o contrato del que resulte el litigio o con el cual el litigio esté relacionado. 
e) Una completa exposición de la controversia.
f) Petición o peticiones formuladas y, de ser posible, su cuantía.
g) Indicación de las normas aplicables al fondo de la controversia.
h) Propuesta sobre el número de árbitros, idioma y lugar del arbitraje. 
i) Si el convenio arbitral prevé el nombramiento de un tribunal de tres miembros, la designación del árbitro que le corresponda elegir, indicando nombre completo, datos de contacto. 
j) Lugar, fecha y firma. 
3. A la demanda de arbitraje el solicitante deberá acompañar los siguientes documentos: 
a) El documento acreditativo de la representación, en los casos en que así proceda, que justifique aquella, según el derecho aplicable a la persona representada. 
b) El Convenio Arbitral, en caso de que exista. 
c) Documentación acreditativa de la existencia del acto o contrato del que resulte la controversia.
d) Documento acreditativo del pago de los gastos de apertura y registro.
 
ARTÍCULO 20: SUBSANACIÓN 
En el caso de que el escrito de demanda no cumpliera alguno de los requisitos anteriores, o alguna de sus manifestaciones resultase incompleta o confusa, se concederá un plazo de cinco (5) días para que el demandante subsane tales defectos. Si transcurrido el citado plazo la parte demandante no hubiese procedido a la subsanación, MedyArb acordará el archivo de las actuaciones en caso de que se hiciese imposible la continuación del procedimiento. 
 
ARTÍCULO 21: APERTURA DE EXPEDIENTE Y PROVISIÓN DE FONDOS
1. Presentada la demanda de arbitraje ante MedyArb, se abrirá el correspondiente expediente arbitral y se le asignará un número de tramitación.
2. Una vez abierto el expediente, MedyArb solicitará de cada parte la correspondiente provisión de fondos, con el fin de atender los gastos y honorarios previsibles del litigio. La provisión de fondos será depositada en MedyArb en el plazo de diez (10) días; transcurrido dicho plazo sin que la misma se haya realizado no se dará inicio al procedimiento arbitral. 
3. Si el demandado no hiciere la provisión, la parte demandante, a requerimiento de la MedyArb y en el plazo de diez (10) días, podrá satisfacerla, con reconocimiento en tal caso, en el Laudo que se dicte, de su derecho a ser reintegrada de tal cantidad por la parte que no hubiera cubierto dicha provisión, sin perjuicio del pronunciamiento que recayera sobre costas. 
 
ARTÍCULO 22: TRASLADO DE LA DEMANDA Y CONTESTACIÓN
1. Junto con el escrito de solicitud de provisión de fondos dirigido a la parte demandada se le dará traslado de la demanda arbitral, requiriéndole para que en el plazo de veinte (20) días realice cuantas alegaciones considere necesarias para la mejor defensa de sus intereses y proceda a depositar la cantidad que se fije en concepto de provisión de fondos en el citado plazo fijado en el artículo anterior (10 días). 
El plazo de veinte días podrá ser ampliado hasta un máximo de treinta (30) días cuando alguna de las partes deba ser citada en otro Estado o cuando concurra cualquier otra causa justificada a tenor de los árbitros. 
2. La contestación a la demanda de arbitraje deberá tener el siguiente contenido mínimo: 
a) Posición del demandado sobre que la controversia se someta a arbitraje ante MedyArb, con referencia, en su caso, a su oposición sobre la existencia, aplicabilidad o validez del Convenio arbitral. 
b) Nombre y apellidos, o razón social, N.I.F. o C.I.F. domicilio de las partes o domicilio a efectos de notificaciones y, en su caso, la representación que ostente el demandante. 
e) Alegaciones sobre la exposición de la controversia realizada por el demandante.
f) Posición sobre la petición o peticiones formuladas por el demandante.
g) Posición sobre la indicación de las normas aplicables al fondo de la controversia realizada por el demandante.
h) Posición sobre la propuesta sobre el número de árbitros, idioma y lugar del arbitraje realizada por el demandante. 
i) Si el convenio arbitral prevé el nombramiento de un tribunal de tres miembros, la designación del árbitro que le corresponda elegir, indicando nombre completo, datos de contacto. 
j) Lugar, fecha y firma. 
3. La contestación a la demanda de arbitraje deberá ir acompañada de los siguientes documentos: 
a) El documento acreditativo de la representación, en los casos en que así proceda, que justifique aquella, según el derecho aplicable a la persona representada. 
d) Documento acreditativo del pago de la provisión de fondos, en su caso.
3. De la contestación presentada por el demandado se dará inmediato traslado al demandante. 
 
ARTÍCULO 23: ADMISIÓN DE LA DEMANDA 
1. A la vista del escrito de demanda y en su caso, de la contestación a la misma, MedyArb adoptará la correspondiente decisión sobre su admisión. 
2. MedyArb rechazará el arbitraje en los siguientes supuestos: 
a) Si Convenio Arbitral contraviene la Ley o el presente Reglamento. 
b)  Si se advierte manifiesta inexistencia, nulidad o caducidad del Convenio Arbitral. 
c) Cuando la materia para la que se solicita el arbitraje no pudiera entenderse recogida en el Convenio Arbitral. 
Cuando MedyArb compruebe “prima facie” que el Convenio existente no recoge expresamente el arbitraje de MedyArb o no exista Convenio, ésta podrá requerir al demandado para que acepte expresamente el sometimiento. 
3. En estos casos, se notificará a las partes el rechazo del encargo arbitral, expresando los motivos que han provocado el mismo. 
4. Aceptado el encargo arbitral, MedyArb le asignará árbitro o árbitros, cuya aceptación será notificada por escrito a las partes. 
 
ARTÍCULO 24: ACUMULACIÓN
1. Si una parte presentara una solicitud de arbitraje relativa a una relación jurídica respecto de la cual existiera ya un proceso arbitral regido por el presente Reglamento y pendiente entre las mismas partes, MedyArb podrá, a petición de cualquiera de ellas y tras consultar con todas ellas y, en su caso, con los árbitros, acumular la solicitud al procedimiento pendiente. MedyArb tendrá en cuenta para ello, entre otros extremos, la naturaleza de las nuevas reclamaciones, su conexión con las formuladas en el proceso ya incoado y el estado en que se encuentren las actuaciones.
2. Si MedyArb decidiera acumular la nueva solicitud a un procedimiento pendiente con tribunal arbitral ya constituido, se presumirá que las partes renuncian al derecho que les corresponde de nombrar árbitro con respecto a la nueva solicitud.
3. La decisión de MedyArb sobre la acumulación será firme.
 
ARTÍCULO  25: DEMANDA RECONVENCIONAL 
1. La parte demandada que desee formular una demanda reconvencional, deberá presentarla al tiempo que su contestación en un plazo de veinte (20) días a contar desde el siguiente a la notificación de la demanda, dándose traslado de la misma a la parte demandante para su contestación en el plazo de veinte (20) días. 
2. Se fijará una provisión de fondos separada para la demanda reconvencional que MedyArb notificará a la parte que la haya formulado, concediéndole un plazo de diez (10) días para que realice el pago de su parte correspondiente, y sin cuyo pago no se dará curso a la reconvención. Una vez satisfecha la provisión de fondos, MedyArb dará traslado de la reconvención a la otra parte para que, en el plazo de diez (10) días aporte la nueva provisión de fondos que le corresponda. Cuando no hiciere tal provisión, la parte que ha presentado la demanda reconvencional podrá, a requerimiento de la MedyArb y en el plazo de diez (10) días, satisfacerla, con reconocimiento en tal caso, en el Laudo que se dicte, de su derecho a ser reintegrada de tal cantidad por la parte que no cubrió la provisión, sin perjuicio del pronunciamiento que recaiga sobre las costas. 
 
ARTÍCULO 26: REBELDÍA DEL DEMANDADO 
Si dentro del plazo concedido al demandado éste no formulase el escrito de contestación a la demandada sin alegar justa causa, a pesar de haber sido notificado fehacientemente, o haberse realizado el intento de la notificación de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 5, proseguirá el procedimiento considerándolo en situación de rebeldía, no llevándose a cabo ninguna otra notificación excepto la del Laudo que pone fin al procedimiento arbitral, que se notificará en la forma prevista en el artículo 497.2 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil. 
La resolución que declare la rebeldía se notificará al demandado por correo, si su domicilio fuere conocido y, si no lo fuere, mediante edictos, publicados a tales efectos, en el tablón de anuncios de la MedyArb. 
 
ARTÍCULO 27: COMPARECENCIA DE LAS PARTES 
1. El Colegio Arbitral podrá convocar a las partes a una comparecencia con el fin de tratar aquellas cuestiones que se consideren de importancia para el curso del arbitraje donde se les exhortará para que lleguen a un acuerdo sobre la cuestión. 
2. De no producirse éste, las partes complementarán de forma oral o por escrito las pretensiones iniciales sometidas al arbitraje, presentarán los documentos que consideren necesarios para su mejor defensa y propondrán cualquier medio de prueba de que intenten valerse. 
 
ARTÍCULO 28: ORDENACIÓN DEL PROCEDIMIENTO 
1. Los árbitros no están sujetos a plazos determinados a lo largo del desarrollo del arbitraje, sin perjuicio del plazo de seis meses establecido en la Ley y este Reglamento para dictar el Laudo. 
2. El árbitro o árbitros, con sometimiento al presente Reglamento, ordenarán el procedimiento arbitral con libertad para practicar cuantas diligencias consideren necesarias aunque no hubiesen sido solicitadas por las partes, y serán los que impulsen el procedimiento arbitral con el fin de agilizar el paso de una fase a otra, pudiendo fijar, si así lo consideran conveniente, plazos no contemplados en el mismo. Todo ello con sujeción a los principios de audiencia, contradicción e igualdad. 
3. Queda a la libre decisión de los árbitros la aceptación o no de las pruebas que hayan sido solicitadas por las partes, así como practicar otras que consideren convenientes. A toda práctica de prueba serán citadas y podrán intervenir las partes o sus representantes. 
 
ARTÍCULO 29: DESESTIMIENTO Y SUSPENSIÓN 
1. En cualquier momento antes de dictarse el Laudo, las partes de común acuerdo, pueden desistir del arbitraje o suspenderlo por un plazo cierto y determinado. 
2. En el primer caso, satisfarán los gastos causados hasta el momento de desistimiento, incluidos los gastos de tramitación y entre un 20% y un 80% de los honorarios que hubieran podido corresponder a los árbitros, de acuerdo con el siguiente baremo: 
• 20% de los honorarios: una vez presentada la demanda arbitral. 
• 40% de los honorarios: tras la contestación a la demanda o la presentación de demanda reconvencional. 
• 50% de los honorarios: tras la celebración de la comparecencia previa, prevista en el artículo 25 del Reglamento. 
• 80% de los honorarios: una vez practicada toda la prueba y hasta el momento de las conclusiones finales. 
 
ARTÍCULO 30: TESTIGOS 
1. En caso de prueba testifical, cada parte comunicará a los árbitros, el nombre y la dirección de los testigos que se propone presentar. 
2. Los árbitros son libres para decidir la forma en que habrá de citarse e interrogarse los testigos, o si pueden presentar sus declaraciones por escrito y debidamente firmadas. En este caso los árbitros deberán velar porque los escritos así presentados deban considerarse auténticos por cualquier medio admitido en derecho, especialmente la legitimación notarial de las firmas que deberá amparar todos los folios que contengan la declaración. 
 
ARTÍCULO 31: PERITOS 
Los árbitros podrán nombrar, de oficio o a instancia de parte, uno o varios peritos, definir su misión, recibir sus informes y tomarles declaración en presencia de las partes. 
 
ARTÍCULO 32: ASISTENCIA JUDICIAL
Los árbitros podrán, de acuerdo con lo previsto en la Ley, solicitar la asistencia del Juzgado de Primera Instancia o, en su caso, del Juzgado de lo Mercantil, para practicar las pruebas que no puedan efectuar por sí mismos. 
 
ARTÍCULO 33: CONCLUSIONES 
1. Los árbitros, una vez practicadas todas las pruebas, adoptarán el correspondiente acuerdo para que las partes, en un plazo de cinco días hábiles presenten por escrito sus conclusiones. No obstante, si ambas partes lo solicitaran, el árbitro podrá acceder a que las conclusiones se formulen oralmente en la fecha señalada al efecto dentro del referido plazo, o una vez concluido el acto de práctica de la prueba. 
2. En todo caso, los árbitros podrán ordenar, dentro del plazo para dictar Laudo, la práctica de cualquier otra prueba que estimen necesaria para el mejor conocimiento del asunto planteado. 
 
TÍTULO IV.- LAUDO
 
ARTÍCULO 34: LAUDO POR ACUERDO DE LAS PARTES 
Si durante las actuaciones arbitrales las partes llegan a un acuerdo que ponga fin total o parcialmente a la controversia, los árbitros darán por terminadas las actuaciones con respecto a los puntos acordados y, si ambas partes lo solicitan, y los árbitros no aprecian motivo para oponerse, harán constar ese acuerdo en forma de Laudo en los términos convenidos por las partes. 
 
ARTÍCULO 35: FORMA Y CONTENIDO DEL LAUDO 
1. Los árbitros decidirán la controversia en un solo Laudo, o en tantos Laudos parciales como estimen necesarios. 
2. El Laudo deberá ser motivado, constar por escrito, y ser firmado por los árbitros, quienes podrán expresar su parecer discrepante. Cuando haya más de un árbitro, bastarán las firmas de la mayoría de los miembros del Colegio Arbitral, o sólo la de su Presidente, siempre que se manifiesten las razones de la falta de una o más firmas. 
3. Constará en el Laudo, la fecha en que ha sido dictado, y el lugar del arbitraje. 
4. Los árbitros se pronunciarán en el Laudo sobre las costas del arbitraje, que incluirán los honorarios y gastos de los árbitros, los gastos de administración del arbitraje y los demás gastos originados en el procedimiento arbitral. 
 
ARTÍCULO 36: PLAZO PARA DICTAR LAUDO 
Los árbitros deberán decidir la controversia dentro de los seis meses siguientes a la fecha de presentación de la contestación de la parte demandada o de expiración del plazo para presentarla. En caso de demanda reconvencional, dicho plazo de seis meses empezará a contarse desde la fecha de contestación a la demanda reconvencional, o de expiración del plazo para formularla. Salvo acuerdo en contrario de las partes, este plazo podrá ser prorrogado por los árbitros por un plazo no superior a dos meses, mediante decisión motivada. 
 
ARTÍCULO 37: PROTOCOLIZACIÓN Y NOTIFICACIÓN DEL LAUDO 
1. Salvo acuerdo expreso en contrario de las partes, el Laudo se protocolizará notarialmente por MedyArb, antes de su notificación, siendo de cuenta de las partes los gastos derivados de la misma. 
2. Los árbitros notificarán el Laudo a las partes a través de MedyArb. 
 
ARTÍCULO 38: CORRECCION, ACLARACIÓN Y COMPLEMENTO DEL LAUDO
1. Dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Laudo cualquiera de las partes podrá solicitar a los árbitros: 
a) La corrección de cualquier error de cálculo, de copia, tipográfico o de naturaleza similar. 
b) La aclaración de un punto o de una parte concreta del Laudo. 
c) El complemento del Laudo respecto de peticiones formuladas y no resueltas en él. 
2. Previa audiencia de las demás partes, los árbitros resolverán sobre las solicitudes de corrección de errores y de aclaración en el plazo de diez días a contar desde la fecha de la solicitud de corrección o aclaración, y sobre la solicitud de complemento en el plazo de veinte días, desde su presentación. 
3. Dentro de los diez días siguientes a la fecha del Laudo, los árbitros podrán proceder de oficio a la corrección de errores a que se refiere el párrafo a) del presente artículo. 
4. Cuando el arbitraje sea internacional, los plazos de diez y veinte días establecidos en los apartados anteriores serán plazos de uno y dos meses, respectivamente. 
 
ARTÍCULO 39: EFICACIA DEL LAUDO 
El laudo es firme para las partes desde el momento en que se dicta y produce efectos de cosa juzgada. 
Subir arriba