info@medyarb.com 629 89 00 25 / 986 87 35 93

ARBITRAJE / ¿QUÉ ES EL ARBITRAJE?

¿Qué es el Arbitraje?

 
 
El arbitraje es un sistema de “justicia privada” alternativo al procedimiento que se sigue en los tribunales de justicia para resolver los conflictos de los particulares que la Ley ha puesto al alcance de los ciudadanos a fin de que estos puedan poner fin a sus diferencias de forma pacífica mediante la intervención de un tercero neutral denominado "árbitro" quien resuelve la controversia a través de un "laudo" (vinculante y equivalente a una sentencia del juez) sin necesidad de acudir a los tribunales de justicia. El laudo es de ejecución inmediata y solo puede ser anulado en los supuestos previstos de forma expresa en la ley. Asegura una resolución a los conflictos rápida y eficaz, con todas las garantías legales necesarias.
 

"El arbitraje es un mecanismo alternativo a la Justicia ordinaria, privado e informal, que permite la solución de los conflictos entre dos o más partes, en el que un tercero experto, independiente e imparcial, denominado árbitro, resuelve la controversia dictando un laudo que es de obligado cumplimiento para las partes."

 

Las partes pueden pactar que el arbitraje se desarrolle y se resuelva en derecho o en equidad, para lo cual deberán determinar previamente qué tipo de arbitraje se identifica mejor con la materia y con el conflicto concreto que desean resolver. El tipo de arbitraje elegido no afecta a los tramites del procedimiento pero sí que condiciona la forma en que el árbitro adopta sus acuerdos y resuelve definitivamente la controversia. A falta de acuerdo de las partes sobre el tipo de arbitraje, éste siempre será de derecho porque así lo establece la Ley. Mediante la institución del arbitraje, los árbitros, ejercen funciones análogas a las de la autoridad judicial, pudiendo y debiendo contar con la colaboración y la asistencia de ésta. 

 

Ventajas del Arbitraje

  1. Permite a las partes del conflicto acudir a un foro neutral, lo que es muy conveniente en los conflictos internacionales con partes de distintos países.
  2. Es posible someterse a un árbitro especializado en la materia objeto de conflicto (p. e., protección del medio ambiente, construcción).
  3. Disponibilidad de los árbitros frente a la falta de tiempo por parte de los jueces.
  4. Celeridad del procedimiento.
  5. Confidencialidad.
  6. Antiformalismo y flexibilidad.
  7. Elección del número de árbitros.
  8. Carácter tasado del sistema de impugnación.

 

Si desea más información sobre nuestros servicios de arbitrajepóngase en contacto con MedyArbEn MedyArb le brindamos alternativas al juicio (tales como la negociación, el derecho colaborativo y el arbitraje) para aquellos casos en que esta vía no le brinda los resultados que usted necesita.

 
Subir arriba